¿Puedes realizarte un tratamiento de ortodoncia si previamente has sufrido periodontitis?

El tratamiento de ortodoncia es una forma altamente efectiva de corregir los dientes mal alineados y mejorar tu sonrisa. Sin embargo, si has sufrido previamente de periodontitis, es posible que te preguntes si aún eres candidato/a para un tratamiento de ortodoncia. En este artículo, exploraremos si es posible someterse a un tratamiento de ortodoncia después de haber experimentado periodontitis y los factores a considerar antes de proceder.

 

¿Qué es la periodontitis?

La periodontitis es una forma grave de enfermedad de las encías que afecta los tejidos que soportan los dientes. Se caracteriza por la inflamación, la retracción de las encías y la pérdida de hueso alrededor de los dientes. Si no se trata, la periodontitis puede provocar la pérdida de dientes y otros problemas graves de salud bucal.

 

¿Cómo influye una periodontitis en el tratamiento de la ortodoncia?

Antes de iniciar cualquier tratamiento de ortodoncia, es crucial tener bajo control cualquier enfermedad de las encías subyacente, como la periodontitis. La periodontitis puede debilitar las estructuras de soporte de los dientes, haciéndolos más susceptibles a movimientos durante el tratamiento de ortodoncia y comprometiendo posiblemente los resultados generales.

 

Factores a tener en cuenta tras una periodontitis

 

1. Nivel de daño periodontal

La extensión del daño periodontal juega un papel importante en determinar la viabilidad del tratamiento de ortodoncia. Si el daño es grave y ha resultado en una pérdida ósea sustancial o una retracción significativa de las encías, es posible que no se recomiende el tratamiento de ortodoncia hasta que la enfermedad de las encías haya sido abordada adecuadamente y los tejidos se hayan curado.

2. Enfermedad periodontal activa vs. inactiva

Generalmente se evita el tratamiento de ortodoncia cuando un paciente tiene una enfermedad periodontal activa. La enfermedad periodontal activa se refiere a la inflamación continua, el formación de bolsas y la pérdida ósea. En estos casos, es esencial concentrarse en la terapia periodontal y lograr el control de la enfermedad antes de emprender el tratamiento de ortodoncia.

Una vez que la enfermedad periodontal está controlada y se considera inactiva, el tratamiento de ortodoncia puede ser considerado caso por caso en consulta con un ortodoncista y un periodoncista.

3. Higiene oral general

Una buena higiene oral es crucial antes y durante el tratamiento de ortodoncia, especialmente para personas que han experimentado periodontitis. Mantener hábitos excelentes de higiene oral, como cepillarse regularmente, usar hilo dental y hacerse limpiezas dentales profesionales, es esencial para prevenir la recurrencia de la enfermedad de las encías durante el tratamiento de ortodoncia.

Proceso de consulta

Si tienes antecedentes de periodontitis y estás interesado/a en el tratamiento de ortodoncia, se recomienda consultar tanto con un ortodoncista como con un periodoncista. El ortodoncista evaluará la alineación de tus dientes y tus problemas de mordida, mientras que el periodoncista evaluará el estado de tus encías y hueso subyacente.

 

¿Cómo debe actuar un dentista Vitoria?

 

1. Examen dental integral

Tanto el ortodoncista como el periodoncista realizarán un examen minucioso de tus dientes, encías y estructuras de soporte. También se pueden tomar radiografías u otras imágenes diagnósticas para evaluar el estado del hueso y la presencia de cualquier problema subyacente.

2. Planificación del tratamiento

En base a los hallazgos del examen, el ortodoncista y el periodoncista colaborarán para crear un plan de tratamiento integral que aborde tus necesidades ortodónticas teniendo en cuenta la salud de tus encías y hueso de soporte. Esto puede incluir una combinación de terapia periodontal, como limpiezas profundas o injertos de encías, antes o durante el tratamiento de ortodoncia.

3. Monitoreo y mantenimiento continuo

A lo largo de tu tratamiento de ortodoncia, es esencial un monitoreo regular tanto por parte del ortodoncista como del periodoncista para garantizar la salud de tus encías y dientes. Las limpiezas y revisiones dentales regulares son necesarias para mantener una higiene oral óptima y prevenir cualquier complicación potencial.

Aunque el tratamiento de ortodoncia sigue siendo posible después de sufrir periodontitis, es necesario una evaluación cuidadosa y la colaboración entre un ortodoncista y un periodoncista. Abordar la enfermedad de las encías subyacente y lograr una salud periodontal antes de proceder con el tratamiento de ortodoncia es crucial para obtener resultados óptimos y mantener una salud bucal a largo plazo. Si tienes antecedentes de periodontitis y estás considerando recibir un tratamiento de ortodoncia, te recomendamos consultar con ambos especialistas para determinar el mejor curso de acción para tu situación específica.